Bizcocho con bordes perfectos

 

Hola a tod@s,

espero que estéis bien, he estado algo ocupada estas últimas semanas, he hecho postres para dos fiestas de Halloween, una tarta Spiderman y una tarta nupcial de tres pisos! Ya veis que tengo una buena cuartada. Los postres de Halloween, ya los publicaré él año que viene y lo demás lo iré publicando a medida que recopile las fotos y las recetas.

La tarta nupcial la hice con mi amiga Vanesa, que tiene mucho interés en aprender y un talento innato para la repostería. Me encanta que estemos en la misma onda! Una de las principales preocupaciones de Vanesa era que los bordes del bizcocho no le quedaba perfectos.  Cómo es un bizcocho perfecto? Y cómo se consigue?

El bizcocho perfecto

  • es plano (no tiene cúpula)
  • tiene bordes rectos

Suena fácil, pero no lo es. Los que horneáis a menudo lo sabéis bien, a veces sale plano, pero la gran mayoría de las veces sale con cúpula, esto da mucha rabia porque la cúpula no se puede aprovechar para la decoración de tartas!

 


Factores a tener en cuenta:

  1. La preparación del molde
  2. Papel de horneado
  3. Banda refrigerante
  4. Temperatura del horno
  5. Comprobacion de la cocción
  6. Enfriar el ochobizcocho
  7. Desmoldar el bizcocho

Pues bien vamos por orden:

 

La preparación del molde

  • Es muy importante este paso, consiste en rociar nuestro molde con spray desmoldante
  • Cortamos un círculo de papel de hornear del mismo tamaño que la base de nuestro molde y lo introducimos en el molde, con el spray se queda bien adherido a la base.
  • Cortamos una tira larga que tenga el ancho de los lados del molde, ésta tira irá pegada a los bordes internos del molde, no pasa nada si sobresale del molde, si es demasiado larga la cortamos para que se ajuste al interior.
  • Ya está listo para la siguiente fase.

Banda refrigerante

  • Estas bandas se pueden comprar aunque yo prefiero la versión casera “los cost”, coge una toalla o paño de cocina grande a la que no le tengas mucho aprecio y corta una tira larga, tiene que ser lo suficientemente larga para rodear todo el borde del molde y que solape un poco, es decir que dé toda la vuelta al molde y que sobre para poder atarlo. El ancho de la tira debe ser mínimo la altura del molde, si tenéis varios moldes, cogéis la medida del más grande y cuando uséis un molde pequeño simplemente lo dobláis.
  • Bien, una vez tengamos la tira refrigerante la mojamos con agua y estrujamos para que no gotee pero que conserve el maximo de agua posible.
  • Lo ponemos alrededor del borde exterior del molde, bien extendido y lo atamos con dos imperdibles, mejor si son grandes.
  • Ahora podemos verter la masa de bizcocho en el molde preparado.

La temperatura del horno

  • Debemos precalentar el horno, es muy útil tener un horno que tenga termómetro, o comprar uno a propósito.
  • La gran mayoría de las recetas recomiendan hornear a 175-180ºC. Para que el bizcocho quede plano conviene bajar la temperatura, yo horneo a 170ºC y por supuesto le doy más tiempo de cocción, más o menos tarda entre 15 a 30 minutos más, pero vale la pena.

Comprobación de la cocción

  • Como hemos variado la temperatura también nos varia el tiempo de cocción, por lo tanto entramos en terreno desconocido, conviene que tengamos palillos de bambú para brochetas y vayamos comprobando si ya está listo el bizcocho, abrimos el horno y pinchamos en el centro del bizcocho, si el palillo sale húmedo le damos otros 10 minutos de cocción. Cuando al pinchar en medio salga seco el palillo, es que ya está listo para que lo saquemos del horno.
  • Nota: es muy importante que no abráis el horno antes de tiempo, sino se puede hundir el centro del bizcocho. Como sabemos cuando abrir? El bizcocho debe hornearse al menos 3/4 partes del tiempo que ponga la receta, es decir, si se tiene que hornear durante 45 min, dividimos por 4 y el resultado lo multiplicamos por 3, nos sale 33,75 min, ese es el tiempo mínimo que debe pasar antes de abrir el horno, sino se hunde.
  • De todas formas conviene dejar el bizcocho tranquilo todo el tiempo de cocción que indica la receta, más los 15 minutos extra, y a partir de aquí puedes comprobar con el palillo cada 5-10 minutos.

Enfriar el bizcocho

  • En algunos sitios recomiendan desmoldar enseguida, yo no lo hago. Yo lo dejo enfriar un poco dentro del molde.

Desmoldar el bizcocho

  • Cuando el molde esté frío, le doy la vuelta para que salga el bizcocho. Saldrá con el papel de hornear pegado, se lo quitamos con cuidado de los laterales y del fondo.
  • Dejamos descansar la tarta sobre una rejilla, para que se enfríe completamente.
  • Nota: si lo desmoldáis aún caliente, puede que se rompa el bizcocho, por lo tanto paciencia!

Et voila!!

Un bizcocho con bordes perfectos y sin cúpula.

Justo lo que necesitamos para poder decorarla con fondant.

El siguiente paso en la decoración es cortar las capas del bizcocho, pincha aquí para más información.

Espero que os haya gustado

Un saludo

Nora

 

Anuncio horizontal

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario